Datos personales

Mi foto
Caravaca de la Cruz, Murcia, Spain
"Gracias Señor porque me has creado". Santa Clara

23 dic. 2009



LAS HERMANAS CLARISAS OS DESEAN FELIZ NAVIDAD Y UN SANTO AÑO JUBILAR 2010 LLENO DE LAS BENDICIONES DE DIOS.

Niño Pobre 2009

12 ago. 2009

LA SANTÍSIMA CRUZ DE CARAVACA Y SU CITA CON EL MONASTERIO DE SANTA CLARA


Todos los años el amanecer del 4 de mayo en el convento de Santa Clara se convierte en un amanecer de júbilo. El monasterio y su comunidad se prepara para recibir a la patrona de la ciudad, la Santa Cruz realiza su visita acompañada de cientos de devotos que quieren ver cómo las hijas de Santa Clara crean una lluvia de pétalos de rosa con cariñosa devoción, generando la más bella y delicada de las acogidas.
Preparan días antes docenas de rosas, que abren con delizadeza para ofrecerle a la patrona, con cada uno de esos pétalos una oración por todos los fieles, obra incansable, a la que dedican su vida y que los creyentes ven reflejada en sus espíritus cuando cae cada uno sobre ellos.
Es una experiencia entrañable y que creyentes, curiosos y turistas esperan alcanzar obtenerla cada año en este rincón de Caravaca de la Cruz durante sus fiestas patronales.

23 jul. 2009

¿Quién es San Miguel Arcángel?





Significa "Quién como Dios".

San Miguel es uno de los siete arcángeles y está entre los tres cuyos nombres aparecen en la Biblia. La Santa Iglesia da a San Miguel el más alto lugar entre los arcángeles y le llama "Príncipe de los espíritus celestiales", "jefe o cabeza de la milicia celestial".

La cristiandad desde la Iglesia primitiva venera a San Miguel como el ángel que derrotó a Satanás y sus seguidores y los echó del cielo con su espada de fuego.

Es tradicionalmente reconocido como el guardián de los ejércitos cristianos contra los enemigos de la Iglesia y como protector de los cristianos contra los poderes diabólicos, especialmente a la hora de la muerte.
San Miguel manifestó su fortaleza y poder cuando peleó la gran batalla en el cielo. Por su celo y fidelidad para con Dios gran parte de la corte celestial se mantuvo en fidelidad y obediencia. Su fortaleza inspiró valentía en los demás ángeles quienes se unieron a su grito de nobleza: "¡¿Quién como Dios?!". Desde ese momento se le conoce como el capitán de la milicia de Dios, el primer príncipe de la ciudad santa a quien los demás ángeles obedecen.

17 jul. 2009

"El Milagro de la Multiplicación de los Panes".


Cuando solo tenían un pan para que comieran cincuenta hermanas, Santa Clara lo bendijo y, rezando todas un Padre Nuestro, partió el pan y envió la mitad a los hermanos menores y la otra mitad la repartió a las hermanas. Aquel pan se multiplicó, dando a basto para que todas comieran. Santa Clara dijo: "Aquel que multiplica el pan en la Eucaristía, el gran misterio de fe, ¿acaso le faltará poder para abastecer de pan a sus esposas pobres?"

MILAGROS DE SANTA CLARA: "La Eucaristía ante los Sarracenos"





En 1241 los sarracenos atacaron la ciudad de Asís. Cuando se acercaban a atacar el convento que está en la falda de la loma, en el exterior de las murallas de Asís, las monjas se fueron a rezar muy asustadas y Santa Clara que era extraordinariamente devota al Santísimo Sacramento, tomó en sus manos la custodia con la hostia consagrada y se enfrentó a los atacantes. Ellos experimentaron en ese momento tan terrible oleada de terror que huyeron despavoridos.
En otra ocasión los enemigos atacaban a la ciudad de Asís y querían destruirla. Santa Clara y sus monjas oraron con fe ante el Santísimo Sacramento y los atacantes se retiraron sin saber por qué.

15 jul. 2009

SANTA CLARA DE ASÍS.



Clara significa: vida transparente.

-Vida y Conversión-

Nació en Asís, Italia, en 1193. Su conversión hacia la vida de plena santidad se efectuó al oír un sermón de San Francisco de Asís. Cuando ella tenía 18 años San Francisco predicó en Asís los sermones de cuaresma y allí insistió en que para tener plena libertad para seguir a Jesucristo hay que librarse de las riquezas y bienes materiales. En secreto se fue a buscar al santo para pedirle que la instruyera en el modo de lograr conseguir la perfección cristiana. El le dijo que había que desprenderse de todo, la animó a dejar la vida de riquezas y comodidades que llevaba y dedicarse a una vida pobre, de oración y penitencia.

A medianoche del Domingo de Ramos de 1212, acompañada de una sirvienta, salió secretamente de su casa, (rica mansión de familia muy acomodada) y se fue a dos kilómetros de distancia, donde San Francisco vivía , en un sitio llamado La Porciúncula. Allá la estaba aguardando el santo, el cual salió a recibirla junto con sus frailes, llevando todos lámparas encendidas y cantando de alegría.
De rodillas ante San Francisco, hizo Clara la promesa de renunciar a las riquezas y comodidades del mundo y de dedicarse a una vida de oración, pobreza y penitencia. El santo, como primer paso, tomó unas tijeras y le cortó su larga y hermosa cabellera, y le colocó en la cabeza un sencillo manto, y la envió a donde unas religiosas que vivían por allí cerca, a que se fuera preparando para ser una santa monja.
San Francisco hizo que Clara se fuera a vivir junto a la Iglesia de San Damián en Asís, en una pobre y humilde casita.

-Santa Clara Superiora de la Comunidad-

Francisco nombró a Clara como Superiora de la Comunidad, y aunque ella toda la vida trató de renunciara al puesto de superiora y dedicarse a ser una sencilla monjita, las monjitas no aceptarán a ninguna otra en su reemplazo mientras ella viva, y es que su modo de ejercer la autoridad era muy agradable y lleno de caridad.

-Las Penitencias-

Santa Clara ayunaba a pan y agua los cuarenta días de cuaresma y los días anteriores a las grandes fiestas. Y muchos días los pasó sin comer ni beber nada. Dormía sobre una dura tabla y por almohada tenía un poco de pasto seco. San Francisco y el obispo de Asís le mandaron que no dejara pasar un día sin comer aunque fuera un pedazo de pan. Poco a poco la experiencia le fue enseñando a no ser demasiado exagerada en penitencias porque se le dañaba la salud. Y más tarde escribirá a sus religiosas: "Recuerden que no tenemos cuerpo de acero ni de piedra. Por eso debemos moderar los exagerados deseos de hacer penitencias, porque la salud puede sufrir daños muy serios".

-La vida en los Conventos-

Siguendo las enseñanzas y ejemplos de su maestro San Francisco, quiso Santa Clara que sus conventos no tuvieran riquezas ni rentas de ninguna clase. Y aunque muchas veces le ofrecieran regalos de bienes para asegurar el futuro de sus religiosas, no los quiso aceptar. Al Sumo Pontífice que le ofrecía unas rentas para su convento le escribió: "Santo Padre: le suplico que no me absuelva ni me libre de la obligación que tengo de ser pobre como lo fue Jesucristo". A quienes le decían que había que pensar en el futuro, les respondía con aquellas palabras de Jesús: "Mi padre celestial que alimenta a las avecillas del campo, nos sabrá alimentar también a nosotros".
Hoy las religiosas Clarisas son 18,000 en 1,248 conventos en el mundo.

-El final de su Vida-

Santa Clara estuvo enferma 27 años en el convento de San Damiano, soportando todos los sufrimientos de su enfermedad con paciencia heroica. En su lecho bordaba, hacía costuras y oraba sin cesar. El Sumo Pontífice la visitó dos veces y exclamó "Ojalá yo tuviera tan poquita necesidad de ser perdonado como la que tiene esta santa monjita".
El 10 de agosto del año 1253 a los 60 años de edad y 41 años de ser religiosa, y dos días después de que su regla sea aprobada por el Papa, se fue al cielo a recibir su premio. En sus manos, estaba la regla bendita, por la que ella dio su vida.

12 jul. 2009

LA COMUNIDAD HOY


La comunidad de religiosas hoy la configuran ocho religiosas:
Sor Josefina, la abadesa
Sor Rosalía
Sor Asunción
Sor Carolina
Sor Juana Mª
Sor Antonia
Sor Clara
Sor Cristina



Su vida sencilla nos acerca a una visión del mundo más profunda, interior, con un claro mensaje de amor al prójimo y conocimiento del ser humano.

EL CONVENTO Y LA IGLESIA


Para poder realizar la nueva iglesia y el convento se aprovechó lo que tenían los franciscanos. Además de la antigua ermita de San Bartolomé, necesitaron de la edificación anexa. Reformaron la vieja iglesia, pintaron el convento, arreglaron altares, compraron una imagen de Santa Clara y una campana. Dotando también de ajuar doméstico para facilitar la vida en el interior del monasterio.
La necesidad principal era realizar un gran coro alto para su asistencia a los oficios y rezaran las horas canónicas. Un coro bajo también como ordena la normativa franciscana femenina, para entre otras cosas exponer los cuerpos de las difuntas y un comulgatorio.
Se muestra el exterior con dos cuerpos, el inferior con vano cubierto a dintel, el ático con arquitectura clásica flanqueada por vanos que iluminan el coro. Se remata con un frontón triangular partido, decoración piramidal rematada con esferas.Sobre el tejado la espadaña común a todos los monasterios.
Durante el transcurso de las obras hubo una serie de problemas añadidos entre ellos, el del maestro Serrano. En 1700 se comprometió a realizar las obras de esta nueva iglesia siguiendo el modelo del antiguo convento de S.Antonio de Murcia, con torre, fachada de sillería y parte baja en piedra dura y resto de franca.
Fue denunciado por no ajustarse a los planes previstos, solucionándose tres años más tarde.
También se unió a esto una serie de problemas urbanísticos, al tener que ampliar el espacio que ya tenía la ermita, se necesitaba contar con la calle que iba al Matadero, con mucha oposición de la gente de la ciudad. Tras un largo proceso en 1704 se tomaron las correcciones hechas, se evitaba cerrar la calle y en su lugar se creaba un porche de sillería que permitiera el paso y sostuviera sobre él la parte de la iglesia a ampliar, elevando el presbiterio, salvando el interior con una escalinata.Se concluyó alrededor de 1715-1718.
Su interior tiene 3 capillas:la mayor alzada sobre el resto, de planta cuadrado con un retablo del s.XVIII, decorado con rocalla, hojarasca, la preside una imagen de la Purísima, actualmente de 1940, supliendo una anterior destruida en la Guerra Civil, una imagen napolitana de 1725. A ambos lados, S.Pascual Bailón y S. José; a continuación, el Corazón de Jesús y el Corazón de María. En el segundo cuerpo el emblema franciscano y el tercero la defensa del dogma de la Inmaculada, con una imagen de San Miguel protector de la comunidad religiosa.
Las capillas laterales bajo la advocación de San Francisco y la otra capilla de San Judas, bajo la de San Antonio.
En el crucero sobre la reja del coro bajo había una imagen de la Virgen de las Angustias, obra de Marcos Laborda, ahora hay una Santa Clara obra de José Hernández Cano.
A señalar el altorrelieve del Arcángel San Miguel sobre las celosías del coro alto, una pieza del s.XVIII. El púlpito y su tornavoz de estuco policromado, decorado por rocalla también son de la misma época. Al igual también interesante los restos del órgano del s.XVIII, destrozado en la Gª. Civil, dentro de poco a restaurar. El carrillón perteneciente a esta iglesia, se puede ver durante la bendición de los fieles y cuando entra y sale de la Iglesia la reliquia de la Santa Cruz el día 4 de Mayo.

9 jul. 2009

FUNDACIÓN CONVENTO DE SANTA CLARA DE CARAVACA DE LA CRUZ


Se requirió información al ayuntamiento de la Villa de Caravaca de la Cruz en torno al año 1582, para saber si existían personas que quisieran contribuir a la fundación de un convento dedicada a Santa Clara aparte de Dña. Catalina de Robles. El fin era continuar el trabajo que ya comenzaran antes sus hermanos Franciscanos doce años atrás en los populosos barrios que nacieron como arrabales en las afueras de la ciudad.

Sobre los restos de la antigua ermita dedicada a San Bartolomé se pensó ubicar allí la Iglesia y el Convento.

Aunque la cantidad de 1500 ducados de la donante era bastante no fue suficiente para obtener la casa que se necesitaba para realizar la obra del convento. Estos asuntos económicos, propiciaron un retraso agravado por la muerte de Don Ginés Perea uno de los posibles benefactores. En su testamento dejó indicado sin embargo que sus bienes fueran a parar al nuevo Monasterio a erigir en honor a Santa Clara, donde dejaría reposar sus restos en la Capilla Mayor.

Definitivamente se fundó la Congregación Clarisa en 1608 a nivel Canónico y propiamente dicha el 27 de Septiembre de 1609.

EL NIÑO QUE HABLÓ


Dentro de la historia del convento se cuentan una serie de narraciones milagrosas, algunas rayan la leyenda e incluso han influenciado en el discurso iconográfico del monasterio y la propia Iglesia de Santa Clara.
Una de esas historias habla de la tradición en los monasterios femeninos de la devoción al Niño Jesús.

"Una hermana, María, cambiaba de vestido la imagen de un Niño Jesús, cuando se convocó al refertorio con la campana, lo dejó a medio vestir, corrió a la cocina a cumplir su obligación. En un descanso vió cómo el niño se acercaba a ella con su ropa diciéndole que le vistiera que tenía frío. La religiosa aturdida le pidió que subiera a su celda para atenderle luego. Esa imagen del niño aún se conserva en el convento".